EL CANALLA (LE VOYOU)

FICHA TÉCNICA
TO: Le Voyou
AKA: The Crook
Año: 1970
Dir: Claude Lelouche
País: Francia-Italia
Music: Francis Lai
Cast: Jean-Louis Trintignant, Christine Lelouche, Charles Gerard, Daniele Delorme, Charles Denner, Judith Magre, Pierre Zimmer, Amidou, Gerard Sire, Aldo Maccione, Gabriella Giorgelli, Luciano Pigozzi

REVIEW
Un delincuente llamado Simón "El Suizo" (Jean-Louis Trintignant) se oculta en un cine tras fugarse de la cárcel. Allí conoce a una mujer (Daniele Delorme) que le ayuda a dar esquinazo a la policia y lo refugia en su casa durante un tiempo. Pasados quince días, contacta con las dos personas que le ayudaron a ejecutar el secuestro que le llevó a prisión: su amante Martine (Christine Lelouche) y su socio Charlot (Charles Gerard). Ellos le ayudan a escapar del país y a ajustar cuentas con un cuarto implicado que lo traicionó.
25 años antes que Pulp Fiction fue Le Voyou, un thriller-noir narrado de forma no lineal que reinventa los estilemas del polar francés. Vista casi cinco décadas después sigue resultando una película moderna y cool. Su estructura puede llegar a desconcertar a algunos espectadores, pero tiene el suficiente encanto como para comprometerte enseguida con ella y entrar en su trama.
La peli empieza con un número musical, mientras van apareciendo los títulos de crédito; a continuación, sobre fondo negro, vemos imprimida en la pantalla la definición de la palabra voyou: "se dice popularmente en París de un chico de pueblo grosero y mal educado". Luego vemos a Simón "El Suizo" entrando en una casa, junto a una mujer que le prepara comida. Ella dice que no tiene hambre porque ya comió antes de ir al cine; mediante un flashback sabemos que es allí, en el cine, donde se acaban de conocer. La historia intercala el presente -donde Simón confunde a la policía con ayuda de Martine, mientras intenta recuperar el dinero para poder huir del país- con el pasado reciente de Simón y los hechos que le llevaron a ser capturado tras el secuestro.
El grueso de la película nos muestra cómo Simón, Martine y Charlot llevaron a cabo su ingenioso plan: el rapto de un niño de clase media. La estrategia consiste básicamente en una broma teléfónica que hace creer a los padres del pequeño que han sido los ganadores de un vehículo Simca en un consurso radiofónico, y que deben ir al teatro donde se está emitiendo el programa para recoger su premio. La secuencia de la llamada es brillantemente tragicómica, con la falsa locutora haciendo gritar a sus víctimas una y otra vez el slogan "¡Viva Simca!". Una vez llegan al teatro en taxi entregan confiados a su hijo, creyendo que Simón es un empleado de la radio que les espera en la puerta. El banco donde trabaja el padre deberá pagar el rescate obligado por la presión mediática y social.
Con parte de la producción a cargo de la italiana PEA (Produzioni Europee Associati), propiedad de Alberto Grimaldi. Aporta algún rostro bastante reconocible del cine de género italiano, en una de las escenas más importantes de la peli, la insólita boda en la cárcel que desencadena la fuga de El Suizo. Ahí vemos a Aldo Maccione, Gabriella Giorgelli y a Luciano Pigozzi
En lo personal, me resulta increíble que esta película haya sido tan poco considerada a lo largo de los años. Lo cierto es que ya desde su estreno apenas tuvo repercusión, siendo un fracaso de taquilla, a pesar de que fue galardonada con un David de Donatello al mejor director extranjero. Un reconocimiento merecido a Claude Lelouche, aún en activo y cuya película más conocida siempre será Un hombre y una mujer (Un homme et une femme, 1966), que también estaba protagonizada por Jean-Louis Trintignant. Uno de los momentos más divertidos de El Canalla está relacionado con aquella película y su exitosa banda sonora, un guiño que Lelouche hace al espectador: en un interrogatorio, el comisario de policía le pregunta a Simón acerca de dos individuos, un hombre y una mujer, a lo que el protagonista responde silbando la famosa melodía que Francis Lai compuso para la película de 1966. Naaaa niii noo... nanananana nanananana... Naaaa niii noo... nanananana nanananana...
Review by Gerard Fernández Ordel

MÁS IMÁGENES DE EL FILME

CARRERA CON EL DIABLO

 FICHA TÉCNICA
TO: Race with the Devil
Año: 1975
Dir: Jack Starrett
País: USA
Music: Leonard Rosenman
Cast: Peter Fonda, Warren Oates, Loretta Swit, Lara Parker, R.G. Armstrong, Clay Tanner, Paul A. Partain, R.C Keene, Joyce King, Dan Hewitt Owens, Paul Maslansky

REVIEW
Única película con guión de Lee Frost que no sería dirigida por él mismo. Para el que no esté muy familiarizado con este nombre, decir que Frost es uno de los popes más importantes del cine sexplotation norteamericano; suyas son por ejemplo las seminales The Defilers (1965)o Campo de concentración N.º 7 (1969). De dirigir Carrera con el Diablo se encargaría el competente y talentoso Jack Starrett, especialita en hacer que peliculas más o menos modestas lucieran como una  producción de los grandes estudios.
A diferencia de Frost, Starrett estaba acostumbrado a trabajar con actores famosos (Glen Ford, Stacy Keach, Timothy Bottoms...) y había sido responsable de dos de las más reputadas blaxploitation, Cleopatra Jones (1972), producida por Warner Bros, y Masacre (1972) con Jim Brown y Stella Stevens. Otra de las carácteristias importantes de este director, a tener encuenta cuando se habla de esta película, es que estaba muy habituado a las escenas de velocidad (persecuciones, carreras, choques de vehículos..), ya sea como realizador o como actor en media docena larga de biker movies y similares.
Frank (Warren Oates), Roger (Peter Fonda) y sus esposas parten hacia Colorado en una caravana con el objetivo de esquiar y hacer algo de de motocross. Mientras acampan una noche durante el trayecto presencian un ritual satánico con sacrificio humano. Cuando acuden al sheriff local éste les acompaña al lugar, pero no encuentra ninguna prueba que de credibilidad al relato y les pide que continúen sus vacaciones. Sin embargo, durante su viaje son atacados repetidas veces por miembros de la secta y deciden tomar medidas para defenderse.
Tremendamente entretenida. Combina la moda satanista de mediados de los años 70 con la furia on the road de clásicos de culto como  La indecente Mary y Larry el loco (John Hough, 1974) y Punto límite: cero (Richard C. Sarafian, 1971). Filmada en el suroeste de Texas, tiene esa impronta rural que tan bien sienta a las pelis de horror de la época.
La cámara de Starrett recoge al vuelo la singular hospitalidad y los rostros de la américa profunda e imprime un aire de paranoia en cada parada que hacen los protagonistas. Sensacionales Peter Fonda y Warren Oates; el primero un icono de este tipo de pelis de carretera y vértigo setentero, y la presencia del protagonista de Quiero la cabeza de Alfredo García ayuda a imaginar que perfectamente Race with the Devil podría ser la película de terror de Sam Peckinpah que nunca dirigió.
Hay que decir que Lee Frost también es productor de de esta peli, y que el hecho de no ponerse al frente de su propio guión es, además de la ya comentada excepción, una de las mejores decisiones de su carrera. Es difícil imaginar un resultado igual en manos de Frost, el cual ese mismo año 1975 dirigía y estrenaba la psicotrónica Black Gestapo.
A destacar:
-Los ataques de los satanistas a la caravana en marcha. La idea es absolutamente original, no recuerdo otra peli similar con esta premisa de velocidad y horror. Mencionar también la secuencia donde los protagonistias descubren que los malos han escondido unas enormes serpientes en la caravana. Tremebundo.

-Uno de los miembros de la secta que persigue e invade autocaravana es Paul A. Partain, el actor que hacía de parálitico en silla de ruedas en La matanza de Texas (The Texas Chain Saw Massacre, 1974).

-La escena del ritual sátanico que Oates y Fonda miran a escondidas en el bosque sería recuperada-homenajeda por Daniel Stamm y Eli Roth en El último exorcismo (The last exorcism, 2010).

-Carrera con el diablo está considerada una de los filmes emblemáticos del cine carsploitation. Al año siguiente Lee Frost dirigiría a Warren Oates en Dixie Dynamite (1976), adscrita también a este subgénero.
Review by Gerard Fernández Ordel

MÁS IMÁGENES DEL FILM