SILVIA AMA A RAQUEL (LENGUAS CALIENTES)

FICHA TÉCNICA
T.O: Silvia ama a Raquel
AKA: Lenguas Calientes
/  Le porno relazione
Director: Diego Santillán 
Año: 1979
País: España
Música: Alberto Vega
Actores: Violeta Cela, Paola Morra, Yelena Samarina, Paco Catalá, Juanita Martínez

REVIEW
En 1950, la joven Silvia llega desde París a una pequeña aldea española para visitar a su
tía y su prima Raquel. Entre ambas primas nace una bonita relación de conocimiento carnal mutuo...
Como bien apuntaba Joe Krankol en el imprescindible libro España erótica: Historia del Cine clasificado “S” (Stipper ediciones, 1996) “Andrés Vicente Gómez, productor ganador del Oscar por Belle Epoque y triunfante en taquilla con Libertarias y El día de la bestia, parece no querer mencionar nunca este magnífico retrato lésbico donde la España profunda mostraba su intransigencia ante el amor puro de dos muchachas”.
Silvia ama a Raquel, también conocida con el título de Lenguas calientes, se revela hoy en día como una cinta absolutamente cult; de hecho, en Italia es considerada toda una rareza que despierta el interés de los más estudiosos en la materia, ya sea por la participación de la esquiva Paola Morra (Interior de un convento, La monja homicida…) o por el título con el que fue distribuida. Le porno relazione, que dada su inaccesibilidad ha podido alimentar (erróneas) especulaciones acerca de posibles momentos hard de dos actrices “convencionales” como Violeta Cela o la propia Morra. Muy entregadas, eso sí, a morbosas e introspectivas (esa voz en off) escenas lésbicas, con largos y húmedos besos.
Enfermizas y perturbadoras resultan las escenas de zoófila con una oveja; así como alguna violación campestre, siempre con el mismo grupo de vecinos, una banda de palurdos endogámicos . Todas estas secuencias de brutalidad y bestialismo son filmadas cámara en mano, lo que otorgaba cierto aspecto insano al asunto.
Silvia ama a Raquel  es ideal para un programa doble con, por ejemplo, Nací Pecadora (La Peccatrice, 1975), también ambientada en un rincón perdido de los 50, pero esta vez de la Italia profunda. 
Terror rural en cintas que,  más allá de sus pretensiones artísticas, acaban relegando un supuesto mensaje en favor del sexo, la violencia y las situaciones más demenciales. Como aquellos mondos, que acababan aprovechándose de aquello que denunciaban.
DATOS Y CURIOSIDADES
Frase publicitaria de la época: "La perversión del sexo desviado, provocando orgasmos diabólicos".
Emitida en España por la cadena de televisión Antena 3 el
18 de marzo del 1997.
Otras películas del director director Diego Santillán comentadas en el blog: Una sombra en la oscuridad (1979).
Review by Gerard Fernández Ordel


 GALERÍA DE IMÁGENES

HISTORIAS QUE NUESTRAS ABUELAS NO NOS CONTABAN

FICHA TÉCNICA
T.O: Historias que nossas babás nao contavam
Director: Oswaldo de Oliveira
Año: 1979
País: Brasil
Música: Canciones varias
Actores: Adele Fatima, Costinha, Meiri Vieira, Denis Derkian

REVIEW
Blancanieves, a la que todo el mundo se permite meter mano, es la hija del rey,que está gravemente enfermo. Cuando este fallece, su vanidosa esposa, madrastra de Blancanieves, que como era de esperar es mulata, se hace con el poder y destierra a Blancanieves. En su nuevo lugar de residencia todo el mundo la quiere probar. Cuando un día esta recogiendo
flores por el campo, se pincha con una espina en el pie. Un príncipe encantador que pasa por allí a caballo,al verle las piernas y las bragas acude raudo a su rescate. Más tarde, adelantándose a los siete enanitos, le practica un cunnilinguis de primeros auxilios.
Al parecer, ella también sabe como devolverle el grato favor. Pronto los siete enanitos la encuentran y se la llevan a su casita donde recuperan el tiempo perdido a toda prisa. 
Comentario: Una divertidísima y picante versión carioca de Blancanieves y los siete enanitos, dirigida por el especialista en cine WIP (mujeres en prisión) Oswaldo de Oliveira, de quien en el anterior blog Cine de Medianoche comentamos tiempo atrás Amazon Jail-Corral de mujeres (1985).
Excelente para satisfacer el morbo de muchos y para desacralizar un poco el sexo y tomárselo con el humor que merece.
La madrastra de Blancanieves sólo piensa en pasarse por la piedra jovencitos. Cuando pregunta a su espejo (que es un poco de la otra acera) quién es la más bella y más sabrosa se despelota ante él o se tumba y le enseña las delicias de su entrepierna. Blancanieves, que está para chuparse los dedos, es más fresca que una lechuga romana y más fácil que aprenderse las vocales de memoria, consiguiendo que los espectadores varones deseen ser enanos.
Uno de los siete enanitos (que son unos pequeños sátiros) tiene más pluma que un edredón nórdico y cuando Blancanieves llega a la casa se queja de que los otros seis ya no le prestan atención a él y se coge unas rabietas de padre y señor mio,o vistiéndose de forma provocativa para que se fijen en él, proporcionando momentos francamente muy divertidos.
Tras las noches de jueguecitos, en los que Blancanieves deja exhaustos a los enanitos, les canta a los pobres y agotados peques su nana de rigor como no podía ser menos para que duerman como angelitos. Incluso el desenlace que como es lógico no voy a desvelar es ideal para echarse unas buenas risas, que no es poco, oigan.
Oliveira, que como de costumbre,dirige la fotografía y se hace él mismo el guión,demuestra una vez más que es un experto en hacer pelis para pasar un buen rato con la pandilla de amigos y reirse de lo lindo, además de poner cachondo al personal. Sin duda una cinta que se debería recuperar al menos para disfrute de los adolescentes acneicos que la podrían ver al salir de clase con los amiguetes, con el morbillo ese de que no les pillen sus papis.
Review by Espigado-Caracortada

 MÁS IMÁGENES DEL FILM

LA TRAQUE

FICHA TÉCNICA
T.O: La Traque
Dir: Serge Leroy
Música: Giancarlo Chiaramello
Año: 1975
País: Francia-Italia
Actores: Mimsy Farmer, Jean-Luc Bideau, Michael Lonsdale, Michel Constantin, Jean-Pierre Marielle, Philippe Léotard, Paul Crauchet, Michel Robin, Gerard Darrieu

REVIEW
Una de las películas del subgénero "cacerías humanas" menos conocidas y más recuperables. Los primeros referentes ineludibles, que vienen a la mente mientras ves esta olvidada gema del cine francés de los años 70, son: Perros de paja (Straw Dogs), Defensa (Deliverance) o la posterior y más explotativa El día de la mujer (La violencia del sexo-I Spit on Your Grave), amén del clásico de 1932 El malvado Zaroff (The most dangerous game). La diferencia, con éstas u otras películas similares, es que aquí no hay psicópatas ociosos, violadores en serie, locos homicidas o ni tan siquiera rednecks enajenados; aquí la enfermedad es moral, que acaba resultando más real, terrible y desoladora que cualquier otra.
Una joven inglesa (Mimsy Farmer) se encuentra de vacaciones por la campiña francesa. En una de sus paradas se cruza con un grupo de cazadores, compuesto en su mayoría por burgueses con aspiraciones política y acomodados lugareños de clase media-alta. Cuando éstos se dividen en busca de un jabalí, dos de ellos, los hermanos Danville, posiblemente envalentonados por el alcohol, violan brutalmente a la joven cuando la encuentran en una especie de ermita derruida. Después de abandonar el lugar, dejando a la chica tirada y humillada, el menor de los hermanos regresa al mismo a los pocos minutos en busca de un rifle que se han dejado olvidado. Allí encuentra todavía a su víctima, recomponiéndose del ultraje. Ésta se hace con el arma sutilmente y dispara al violador a bocajarro, dejándolo malherido. Cuando al mayor de los Danville y uno de los cazadores que estaba presente en la violación lo encuentran moribundo, deciden no decir nada al resto del grupo, fingir un accidente y llegar a un pacto con la turista que ha huido a través de los bosques y temen cuente lo ocurrido a las autoridades... Pero la cosa termina por complicarse: el herido muere a las pocas horas y el resto de cazadores comprende la verdadera situación y deciden que no quieren verse envueltos en ningún escándalo.
Dirigida por Serge Leroy, reponsable de otros interesantísimos thrillers que rodaría consecutivamente: El hombre que nos persigue (Les passagers, 1977) -de la que curiosamente, y pesé a que cierto sector de iluminados del fandom patrio no les interese acordarse, ya hablé hace años a raíz de volverla a ver en un canal francófono, en Guinea Ecuatorial- basada en una novela del escritor de terror Dean R. Koontz, que resulta una especie de El diablo sobre ruedas y que al igual que la cinta que nos ocupa era una coproducción entre Italia y Francia. Y Un intruso en el juego (Attention: les enfants regardent, 1978), protagonizada por Alain Delon, en la línea de la magnífica A las nueve cada noche (Our Mother's House, 1967) de Jack Clayton.  
La Traque (que traducido al español sería algo así como "dar caza" o "perseguir") es también cine de Violación y Venganza (de hecho, tiene presente a la seminal La última casa a la izquierda en una de sus escenas más conmevedoras), pero trasciende el simple y exploitativo Rape & Revenge planteando algunas cuestiones y reflexiones que le acercan también al thriller político o de denuncia. Serge Leroy mete al espectador en tensión ya desde los primeros minutos, en ese paisaje rural, con escenas como la "broma" de unos tipos acosando con su coche a otro en el que viaja la turista a su llegada. O la escena del almuerzo antes de la cacería, dónde el grupo ingiere generosas cantidades de alcohol y comida, con la cámara de Leroy recreándose en la ingesta, donde también se entrecruzan diferentes conversaciones de esa especie de microcosmos social que representan los cazadores. La película también habla de la misoginia, el sexismo, la impunidad y la cobardía (en el peor sentido del termino). Lo peor de la condición humana esta reflejado en esta prácticamente desconocida y pequeña obra maestra.
Otra de las claves del poso que te deja esta película después de su visionado, es un extraordinario cast: Michael Lonsdale, Jean-Luc Bideau, Michel Constantin... Y Mimsy Farmer, en un papel que podría ser perfectamente la misma protagonista que encarnó en los gialli Il profumo della signora in nero o Tensión (Autopsy) ese mismo año. Ella será la presa perfecta a la que acompañaremos en su huida, llegando a sentir su desaliento y su miedo, en un final de los que no se olvidan fácilmente.
Review by Gerard Fernández Ordel

EL MURO (DUVAR)

FICHA TÉCNICA
T.O: Le Mur-Duvar
Dir: Yilmaz Guney
Música: O.Garip/S.Bakrel
Año: 1983
País: Francia-Turquia
Actores: Tuncel Kurtiz, Malick Berrichi, Nicolas Hossein, Ahmet Ziyrek

REVIEW
En estilo casi documental y con frialdad de cirujano, se nos muestra el desolador día a día de un grupo de niños en una brutal prisión durante la dictadura en Turquía a principios de los ochenta. Donde su desdicha no conoce límites.
Que nadie se equivoque. Esto no es EL MURO de Pink Floid. Ni mucho menos. Es un film poco conocido, pese a sus muchos logros y al atractivo morboso que podría tener para muchos espectadores deseosos de ver películas fuertes. El motivo principal debe ser sin duda su titulo, su procedencia y los nombres del equipo técnico, decidídamente poco prometedores para el público común...
Pero es que precisamente no es un producto común. No es muy normal ver a niños pequeños y de todas las edades en una cárcel. Además no es cómodo. Y si esto no es muy habitual, menos aun lo es verlos sometidos a la brutalidad y a las vejaciones de un sistema y unos carceleros carentes de los más mínimos principios y valores humanos. Es un film poderoso, realizado con actores no profesionales (los nombres de los niños no aparecen en los créditos). Si se le quiere achacar algún pequeño fallo sería el hecho de que la acumulación de dolor que muestra en todo su metraje, llega incluso a insensibilizar al espectador.
El film no es aburrido, en contra de lo que pudiera parecer por su nacionalidad, que no se caracteriza por exportar productos de entretenimiento, ya que no para de ofrecer barbaridades. Aunque también intenta mostrar un lado humano, por supuesto por parte de los críos. Estos críos inolvidables con los que el espectador que se atreva a verla, se encariñará, sin duda.
¿Cómo permanecer indiferente ante su tragedia diaria? ¿Cómo olvidar al implacable monstruo Jaffet y su mirada mezquina y cruel? Pese a sus posibles imperfecciones yo le pongo una calificación de excelente.
Como datos de interés decir que se filmó en Francia, ya que el director se exilió allí trás escapar de prisión en 1981. Al año siguiente ya ganó la Palma de Oro en Cannes por Yol y que murió un año después de finalizar este tremendo El Muro.
Cruzemos pues este MURO que es la ficha técnica y la escasa publicidad y adentrémonos en esta terrible prisión de niños turca. Algunos llorareís, a otros se os endurecerá el ojo un poco más y puede que alguno con un poco de suerte se vuelva algo más lúcido. Ahora ¡jeje!eso sí, como dice nuestro amigo Gerard Fernández Ordel, la gran mayoría preferirán mantenerse a salvo, parapetados trás sus series de TELE5 y sus maravillosas "american movies" para toda la familia.
Review by Espigado-Caracortada