ARCANA

FICHA TÉCNICA
T.O: Arcana
Director: Giulio Questi
Música: Remolo Grano
/ Berto Pisano
Pais: Italia
Año: 1972
Cast: Lucia Bosé, Maurizio Degli Esposti, Tina Aumont, Renato Paracchi, Dario Vigano

REVIEW
Arcana es la tercera (y última) película del maestro Giulio Questi, una obra, una vez más experimental y sorprendente - tal vez la más "desatada" de todas - que subraya, de modo aún más evidente, la libertad de expresión de un director intolerante a normas y géneros preconcebidos. La película funciona de la misma manera que sus predecesores, Oro maldito (Se sei vivo spara, 1967) y Dos menos uno tres (La morte ha fatto l'uovo, 1968), llevando a termino lo que podríamos considera como el inusual tríptico de una obra "única". Obra que, Giulio Questi, parece marcar con fuego, dejando estampada su firma: la vena surrealista y grotesca, está siempre a la vuelta de la esquina.
La señora Tarantino, seductora viuda del Sur, emigra a Milán con su hijo. Ella se gana la vida como medium y leyendo los cartas, pero en realidad no tiene poderes paranormales. Su hijo, sin embargo, tiene poderes aterradores, pero todavía no es capaz de dominarlos: es de hecho un peligro inminente para cualquier persona cercana a él.
Entre las "víctimas" seleccionadas está Marisa, chica hermosa e ingenua que sufrirá todos los deseos y voluntades del joven. De fondo un Milán insólito, a veces surrealista, a veces terriblemente realista.
Arcana es una explosión de imágenes poderosas e inquietantes, con el apoyo de una narración original, llena de temas espinosos y más que nunca actuales.
El complejo de Edipo, el encuentro/choque (violento y enfermo) entre progenitor e hijo, son cuestiones que, Giulio Questi, plantea sin reparos en el centro de los acontecimientos; pero lo hace de una manera que resulta cualquier cosa menos brusco, un "cosquilleo", lo suficiente para agitar y desarmar.
La película se compone de una serie interminable de momentos de culto y escenas de indiscutible impacto visual. Las sesiones de espiritismo, por ejemplo, realizadas por la medium Lucía Bosé - magnética y siempre muy metida en el papel - son cuidadas hasta el mínimo detalle: la fotografía, tétrica y atrayente, la dirección, espasmódica e inquieta, propia de los asuntos que intenta filmar.
Hay luego muchos momentos que oscilan entre lo surreal y lo onírico como el raro exorcismo, manifestado através del derramamiento de numerosas ranas por la boca de los poseídos y la relación/violencia sexual entre el hijo de la señora Tarantino y la joven muchacha. Indudablemente una obra difícil, en el sentido más elevado del término, que captura mirada, mente y cuerpo, y que no nos deja posibilidad de escape desde sus primeras secuencias. Una película incatalogable, fugaz y plenamente fuera de los géneros, que desarma sobre todo por su inmediatez visual. Cine en estado puro.
*Review by Alessandra Sciamanna 

*Review recuperada de mi anterior página Cine de Medianoche, publicada en 2010, fruto de una colaboración conjunta por aquellos años con la web especializada italiana Bizarro Cinema.

 MÁS IMÁGENES DEL FILM

No hay comentarios:

Publicar un comentario