HORAS DE TERROR

FICHA TÉCNICA
T.O: Ore di terrore
Aka: Die Todesyacht
/ Kreuzfahrt des Grauens
Director: Guido Leoni
Año: 1969
País: Italia-Alemania
Música: Gianluca Montani
Actores: Herbert Fux, Karin Schubert, Ann Smyrner, Mario Novelli, Léa Nani, Paolo Magalotti, Leontine May, Franco Marletta, Rainer Basedow, Franco Chillemi

REVIEW
Un grupo de hombres de negocios, acompañados de sus respectivas amantes o en su defecto chicas de vida alegre requeridas para la ocasión, se disponen a pasar una placentera jornada de relax y diversión en el yate de uno de ellos. Bebida, música y diferentes juegos eróticos es el plan previsto, que empezará a torcerse cuando tres inesperados invitados se unen a la juerga. Tres peligrosos personajes escapados de un sanatorio mental, los cuales en un principio se hacen pasar por náufragos, pero que pronto desatan su locura criminal y sexual en alta mar.
Sin restar un ápice su condición de rareza, esta película podía haber sido un digno y oscuro antecedente del clásico La última casa a la izquierda (Last house on the left, 1972). Sin embargo, no queda más que en un esbozo que no llega  a desarrollar por completo lo que supondría la cinta de Wes Craven y todos sus posteriores sucedáneos.
A esta peli dirigida por el italiano Guido Leoni bajo el pseudónimo de Robert Bradley, en coproducción con Alemania, le falta garra, mucha mala leche y más perversión; quedando finalmente, eso sí, en un thriller raruno y con ciertos elementos de interes para los iniciados y estudiosos del eurotrash canallesco. El trío de enajenados encabezado por Herbert Fux (Lady Frankenstein, Cartas de amor a una monja portuguesa...) dan la talla en sus respectivos roles, curiosamente repartidos a la manera del film de Craven: Fux vendría a ser Krug-David Hess, luego un segundo componente también sádico y despiadado, más un tercero inestable y débil pero que hacha en mano protagoniza una de las escenas más brutas de la peli. En cuanto a las chicas, pues eso, en un principio alguna se asusta pero a otras les va la marcha y no hacen ascos a compartir baioleteos e incluso retozar con los malotes, sin importarles mucho que sus acompañantes iniciales sean humillados y vilipendiados... Dos de éstos mantienen una relación homosexual en secreto (uno de ellos Mario Novelli, rostro muy reconocible del cine de géneros) que es la risión de todo el resto de componentes del barco cuando son descubiertos.
Una de las chicas es Karin Schubert, aquí aun veinteañera, bellísima y luciendo melena rubia... para mí mucho más atractiva que en sus incursiones con el pelo corto en la saga de Emanuelle Negra... y ni que decir más madurita haciendo porno en los 80, por mucho morbo que supusiera tal cosa.  Schubert es una de las que mantiene el tipo frente a los malechores. Por contra, la bella italiana Léa Nani (de fugaz carrera, principalmente en el euro-western), en plan zorrón despendolado los pone cien.
Review by Gerard Fernández Ordel


MÁS IMÁGENES DEL FILM

No hay comentarios:

Publicar un comentario